Odontología conservadora y preventiva

Una buena higiene oral puede ayudar a proteger algo más que sus dientes. Las personas con mala salud oral también se pueden presentar:

  • Problemas de autoestima.
  • Más dificultades para encontrar un empleo.
  • Molestias bucales.
  • Problemas del habla.
  • Desnutrición.
  • Problemas para tragar.

Una infección o un cáncer oral sin tratar pueden incluso ser fatales si no se tratan o no se detectan. También hay que tener en cuenta que, en algunos grupos de personas, tales como los niños, las embarazadas y las personas de edad avanzada, puede ser necesario tomar precauciones adicionales.

En muchas ocasiones se acude al dentista cuando ya se es demasiado tarde para realizar un tratamiento preventivo, siendo necesario entonces realizar un tratamiento a causa de infecciones, caries avanzadas, periodontitis, etc. que se podría haber evitado y que muchas veces conllevan la pérdida de una o varias piezas dentales, por lo que la prevención es la mejor manera y la más coste-efectiva de evitar problemas de salud bucodental.

Estos son algunos consejos básicos que se deberían seguir:

  • Visitar a su dentista una o dos veces al año para realizar una revisión y una limpieza profesional en clínica.
  • Cepillarse los dientes con una pasta dental con flúor un mínimo de dos veces al día.
  • Reemplazar el cepillo de dientes o la cabeza del cepillo eléctrico cada tres o cuatro meses.
  • Uso hilo dental al menos una vez por día.
  • Cepillar la lengua para eliminar las bacterias y refrescar el aliento.
  • Algunas personas se pueden beneficiar de los tratamientos con flúor y los enjuagues bucales.
  • Programar una visita adicional al dentista si notan cualquiera de los siguientes síntomas:
    • Encías rojas, inflamadas, o encías que sangran.
    • Extrema sensibilidad dental al calor o al frío.
    • Dificultad para masticar.
    • Mal aliento persistente.
    • Un diente permanente que se mueva o esté suelto.
    • Un dolor persistente.
    • Un absceso.

La visita anual servirá para detectar a tiempo cualquier problema, el cual, sin el tratamiento necesario, conllevará sin duda un mayor coste y complicaciones futuras.

Nuestro lema es “Cuida tu salud, cuida tu sonrisa”, por eso en nuestra clínica podemos ayudarle a realizar un tratamiento preventivo personalizado a través de la visita anual y un tratamiento de limpieza profesional, asesorando en las técnicas y tratamientos más convenientes para su caso con la finalidad de mantener una óptima salud bucodental